English »  
 
 
Historia de la Hacienda

Fundada en el siglo XVI por el conquistador Don Alonso de Rosado, es una de las haciendas con mayor antigüedad en Yucatán. Se dice que en 1626, después de pasar por varios propietarios, fue vendida en 100 pesos por la encomendera Doña Catarina de Andrade a don Juan de Montejo Maldonado, nieto de Francisco de Montejo el Mozo, fundador de Mérida.

Éste la vendió nuevamente, en 1640, por la cantidad de 2000 pesos. Uno de sus propietarios más ilustres fue el Gobernador y Capitán General de Yucatán, Antonio de Figueroa y Silva Lazo de la Vega y Ladrón del Niño de Guevara, vencedor de los ingleses en Belice, quien falleció en 1753, cuando apenas retornaba de tal hazaña. El Catálogo de Sitios Patrimoniales, Haciendas y Quintas de Mérida, editado por el Ayuntamiento, informa que en el documento de venta del siglo XVII "se hacía constar que había dos casas de piedra cubiertas de paja, un oratorio de piedra, pozos y bebederos para los animales".

No se tiene más noticias de la enajenación del bien hasta 1919, cuando pasa a ser propiedad del Lic. Olegario Molina, con el nombre de Santa María Chichi. De 1922 a 1935 pasa por diferentes propietarios, hasta que en 1948 la recibe don Víctor Suárez Molina (quien le pone el nombre de "Chichi Suárez") y en 1953 pasa a manos del Señor Omar C. Díaz y Díaz.

Arquitectura y paisaje

La hacienda Chichi Suárez es una antigua edificación que a pesar de no haber sido restaurada y encontrarse en estado ruinoso en algunas partes, mantiene todavía elementos decorativos y motivos que le brindan especial interés. En su interior se encontró un escudo del Capitán General Antonio de Figueroa y Silva, quien fué su propietario en el siglo XVIII, Numerosos detalles, como la capilla que no está integrada a la casa principal como en muchas otras haciendas o las decoraciones de los frontones de inspiración neoclásica.

La casa principal tiene un gran frontón neoclásico y un corredor de arquerías sostenido por esbeltas columnas. En general, como en otros casos, se ha llamado "ecléctico" a su estilo por tener influencia de varias tendencias, principalmente del neoclásico.